miércoles, 29 de septiembre de 2010

Y si es la felicidad?

1 comentario:

Holly dijo...

La felicidad nunca llama a la puerta. Entra sin llamar. Incluso a veces entra y sale sin que te des cuenta, por eso hay que aprovechar los pequeños momentos, los instantes que nos hacen sentir esa felicidad.